• 27 AGO 14
    • 0

    Reflexiones de matrona: Lactancia materna

    En estos dos meses que llevo trabajando en planta de maternidad he visto muchas “cosas” que me han hecho reflexionar:

    He visto enfermeras, auxiliares y hasta celadores, dando la mayor “variopinta” y “singular” información sobre lactancia y, desde luego, fuera de toda evidencia científica que jamás pude imaginar. Es cierto que, los biberones campan a sus anchas sobre “casi todas” las mesitas de noche. He visto enfermeras “exprimiendo pezones” para ver si sale “algo” de calostro. He visto matronas que no fomentan la lactancia materna precoz dentro de las dos primeras horas de vida del bebé: “ya le darás el pecho en la planta cuando subas” (sin comentarios). He visto a pediatras retirar del lado de sus Madres a bebés con lactancia materna para ponerlos en fototerapia prohibiendo a sus Madres darles el pecho a partir de las 12 de la noche y limitando el resto de las tomas durante el día, obviando que mientras más coma el bebé, más caca hará y más bilirrubina eliminará en las heces y, claro está, obviando el resto de los beneficios de la lactancia (lo mismo o peor es el escenario que nos encontramos en neonatología).

    El hospital ha asumido su responsabilidad y el cambio ha comenzado al instaurar la figura de la matrona en planta. Hemos llegado evolucionando y revolucionando los cuidados haciendo grupos de madres para asesorar en lactancia materna (asumiendo incluso una llamada de atención de mandos superiores), hemos priorizado para quedarnos a valorar una posición al pecho, tranquilizar e informar a la mujer angustiada que con los pezones doloridos, pide un biberón tras una tarde llena de visitas de familiares y opinólogos, hemos convertido una sonda nasogástrica en un relactador para ese bebé con glucemias bajas, hemos enseñado como se usa un sacaleches a aquellas madres con sus bebés ingresados en neonatos… Los compañeros/as nos preguntan sus dudas y nos llaman cuando surge alguna necesidad en lactancia. Si, están cambiando las cosas, pasito a pasito…

    Pero también he visto a Madres que quieren darle biberón al bebé en el hospital y el pecho en su casa, Madres que le dan el pecho a sus hij@s de día y el biberón de noche, Madres con tal nivel de ansiedad que son incapaces de asimilar la ayuda y el asesoramiento que le estamos aportando, Madres que, le hacen la misma pregunta sobre Lactancia a todo el que ve con uniforme o sin él, esperando la respuesta que ella espera (la más cómoda, o esperable por lo general), tomando todas las respuestas por igual, Madres que dan por hecho que hasta la subida de la leche, no “tienen nada”, Madres que dan por hecho que la posición que vio en la telenovela es la correcta, Madres que no se han informado correctamente sobre Lactancia, que no han buscado a su matrona durante su embarazo, que, incluso, han llegado al parto sin haber tomado la decisión de si le darán el pecho a sus hijos o no…

    Toma tu parte de responsabilidad y no culpes del fracaso de tu lactancia al “sistema” o a que “Tus pechos no valen” o a que “no tienes leche”. Formas parte del 1% de la población mundial que come varias veces al día y tiene sus necesidades básicas cubiertas, formas parte de la élite mundial. No me creo que no puedas dar el pecho. Tan sólo debes quererlo, así que, ASUME TU RESPONSABILIDAD. Infórmate, asesórate y fórmate en Lactancia Materna con Tu Matrona en CoMatrona y disfruta de una Lactancia materna exitosa

    Leave a reply →